Gestoría laboral y fiscal para autónomos, pymes y emprendedores
¿Hablamos? 902 02 16 26 Clientes Gestor documental

¿Los anticipos de clientes deben de llevar IVA?

Se trata de una acción muy habitual y aunque no lo parezca, en el anticipo de clientes se debe de tener en cuenta diferentes aspectos relativos al IVA. En contabilidad y fiscalidad, el anticipo de clientes es esa cantidad que se cobra al cliente por adelantado en forma de cobro parcial o reserva.

En este artículo descubrirás si los anticipos de cliente deben de llevar IVA, qué son exactamente, su regulación, las diferencias con la provisión de fondos y cómo se debe de facturar.

¿Qué son los anticipos de clientes?

Un cobro de anticipo de clientes se realiza cuando un autónomo o pyme factura al cliente final una parte del total de bienes o servicios contratados. Existen diferentes tipos de anticipos de cliente:

  • Sirve a modo de reserva para garantizar la ejecución del servicio contratado o la entrega de los productos.
  • Se factura parte de los productos entregados o parte del servicio respecto al total.

En ambos casos, una vez se ha completado la operación entre cliente y proveedor, la cantidad de dinero entregada de forma previa se descuenta del valor total de la cantidad acordada al inicio de la relación comercial. También debe de ser contabilizado y registrado en los libros contables.

Si el autónomo o empresario necesita garantizar la transacción por cubrir fechas o porque tiene que hacer un desembolso previo muy elevado, es muy común solicitar anticipos de clientes. Algunos ejemplos pueden ser una empresa de construcción que necesita la inversión para comprar materiales o el catering de un evento para garantizar una fecha y comprar los alimentos necesarios.

¿Qué Ley regula el IVA en los anticipos de clientes?

En cuanto a la regulación del IVA respecto a los anticipos de clientes encontramos toda la información relativa en el artículo 75.2 de la Ley 37/1992 del IVA donde se especifica la obligatoriedad del gravamen en los pagos anticipados.

Cuando se haya completado la venta o se haya prestado el servicio de forma completa se emitirá factura por la totalidad restante donde se descontará el anticipo que hemos recibido.

El IVA que se cobre de esa factura del anticipo de clientes junto al resto que forman parte del imponible total habrá que abonarlo a la administración a través del modelo 303 en el trimestre que se haya efectuado la factura.

Diferencia entre anticipo y provisión de fondos

En algunos sectores laborales y profesiones como abogados o profesionales de la construcción se suelen emplear las conocidas como provisiones de fondos. Suele existir confusión entre este concepto y el de anticipo de clientes pues en ambas se recibo dinero con antelación por parte de cliente.

Las diferencias entre anticipo y provisión de fondos residen en el adelanto de los servicios o bienes. La provisión de fondos se suele emplear para el pago de los honorarios antes de ofrecer los bienes o servicios y es considerado un anticipo de clientes que va gravado con IVA.

¿Cómo debemos de facturar un anticipo?

Pedir un anticipo de clientes es más habitual de lo que podemos pensar y como hemos indicado anteriormente, siempre debemos de facturar estos anticipos. El IVA de esta factura se tiene que indicar como en cualquier otra factura y declarar de la misma manera en el trimestre.

Imaginemos que somos una empresa de construcción y vamos a realizar una reforma. Para poder comprar los materiales de la obra pedimos un anticipo a nuestro cliente el día 1 de febrero. El anticipo que vamos a pedir es de 2.000 euros como adelanto del importe total del servicio que es de 6.000 euros.

El 1 de febrero realizaremos una factura con los siguientes elementos:

Materiales de construcción2.000€
IVA 21%420€
TOTAL2.420€

A finales de marzo cuando hemos concluido el servicio, pasamos a realizar una factura con el total de la cantidad pactada. En esa factura, deben de aparecer los siguientes elementos donde se refleje el anticipo:

Reforma baño6.000€
Anticipo (materiales)– 2.000€
IVA 21% (de 4000€)840€
TOTAL4.840€

En este ejemplo, las dos facturas son emitidas en el primer trimestre por lo que el IVA de ambas (420€ + 840€) se liquidará en el primer trimestre (en Abril). En caso de que la segunda factura se hubiese emitido en Abril (segundo trimestre), la liquidación del IVA del anticipo se hubiera realizado en el primer trimestre y la liquidación del IVA de la cantidad restante, en el segundo.

Si declaras la factura de anticipo de cliente en un trimestre y la definitiva en otro puede darse una discrepancia entre lo declarado por parte del cliente y proveedor. Para que esto no derive en una inspección o sanción, lo mejor es que repercutas el IVA de los anticipos y se ingresen en la declaración correspondiente al momento del cobro.

El modelo 347 y los anticipos de clientes

El modelo 347 es la declaración anual de operaciones con terceros. En este modelo informamos a la administración de todas las operaciones realizadas con terceros y desglosadas con trimestres.

Al desglosarse la información por trimestres puede darse dos casos:

  • Que coincidan en el mismo trimestre la factura de anticipo con la factura final
  • Que no coincidan en el mismo trimestre las dos facturas.

En los casos en los que no coincidan en el mismo trimestre las dos facturas es posible que existan discrepancias entre lo que nosotros declaramos y lo que declara nuestro cliente. En esos casos nos exponemos a que Hacienda nos pueda sancionar.

Por tanto, para evitar esto, lo ideal es repercutir el IVA de los anticipos en la declaración correspondiente.

¿Aún sigues teniendo dudas con el IVA de los anticipos?. En AseidoGestoría Fiscal y laboral Online estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros aquí.

asociados
Todos los derechos reservados © 2023 aseido consulting
Política de protección de datos & Cookies | Condiciones generales de compra
Diseño y desarollo web por Grartwork.com

¿Hablamos?

Escríbenos

    ¿Hablamos?

    Escríbenos

      0
        0
        Carrito
        Carrito vacíoVolver a Precios